Los próximos meses se sumarán 200 buses eléctricos y 490 diésel Euro VI, en reemplazo de la flota antigua. Otros 3.000 vehículos más contempla la licitación del sistema que se abre este año.

Una completa mejora del Transantiago, con más líneas de Metro –como las anunciadas L 7, 8 y 9, además de las extensiones de las líneas 2, 3 y 4–, y una renovación del sistema de buses en superficie, con una flota más moderna, mejores recorridos y más calidad de servicio es lo que contempla el plan de transporte Tercer Milenio, informó ayer el Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones.

La flota exhibirá una imagen renovada, que deja atrás la lógica de un color por cada operadora. Ahora todos los buses serán blanco y rojo, los mismos colores que utiliza el Metro.

Las autoridades confirmaron que, como primera etapa, serán 690 buses de alto estándar (200 eléctricos y 490 diésel euro VI) que ingresarán paulatinamente hasta el primer semestre de 2019. En paralelo, se esperan al menos otros 3.000 buses nuevos, en el marco de la próxima licitación del sistema.

De esta forma, la llegada de los 690 buses permitirá retirar parte de la flota que actualmente tiene doce años de antigüedad y ya ha cumplido su vida útil.

Los 200 buses eléctricos comenzarán a circular desde diciembre en los recorridos de las empresas Metbus, Vule y STP en corredores como Grecia, Vicuña Mackenna, Américo Vespucio y Alameda.

Mientras que los otros 490 vehículos diésel Euro VI, destacan por su alta eficiencia en el consumo de combustible y porque contaminan un 90% y 50% menos que los Euro III y Euro V, respectivamente.