Luego de cambiar al presidente mundial de la compañía, hubo un cambio de enfoque respecto a cómo se entiende la tecnología pasando a un discurso orientado a la realización de negocios. “Microsoft ya no conversa con el gerente de informática sino con el gerente de ventas, de marketing, de recursos humanos”

En Información de Mercados buscamos cuáles son las estrategias y proyectos de Microsoft para los próximos años, los cuales se relacionan con la revolución digital. Contactamos a la Directora de Marketing y Operaciones de la empresa estadounidense, Francisca Arenas, quien nos comentó sobre inteligencia artificial y cómo las empresas están teniendo un cambio de paradigma donde en vez de tener un encargado de TI que se dedicaba a soporte de los computadores, a tener tecnología de punta desde el área de ventas hasta recursos humanos.

¿Cómo calificas a Chile en cuanto al desarrollo tecnológico?

Comparado con Sudamérica tenemos una posición super buena. Tenemos una plataforma tecnológica que permite que las empresas chilenas puedan hacer adopción de las tecnologías que existen.

Con respecto a los países desarrollados estamos lejos, las empresas a nivel internacional han evolucionado más rápido de lo que evolucionan en Latinoamérica lo que es razonable, porque los proyectos de transformación digital muchas veces involucran grandes inversiones que no se estaban haciendo en el pasado.

¿Cómo Microsoft llevó adelante la revolución digital?

Microsoft hace unos años cambió su presidente mundial y con esto cambió la visión de la compañía, pues pasamos de ser una compañía que vende productos a una empresa que acompaña y entrega herramientas a sus clientes para transformarse digitalmente.

Nosotros estamos en una transformación como compañía y las áreas de negocios de las empresas necesitan la tecnología para mejorar el servicio al cliente. ¿Qué falta? es que históricamente la inversión de tecnología de las empresas estaba en el área de TI. Ahora adaptamos el discurso a uno más de negocios. Microsoft ya no conversa con el gerente de informática sino con el gerente de ventas, de marketing, de recursos humanos. La industria está aprendiendo a hablarle al tomador de negocios.

Esta conversación es la que Microsoft está desarrollando y es el desafío futuro, ya que la cuarta revolución industria involucra que toda la industria tecnológica aprenda a conectarse con los humanos y explicar lo beneficios para la empresa.

 

¿En qué se basa Microsoft para ofrecer sus servicios de tecnología a las empresas?

Definimos 4 pilares de transformación digital que son claves: primero, empoderar a los empleados y hacerlos más eficientes. Segundo, mejor engagement con nuestros clientes y poner a su disposición la tecnología. Tercero, optimización de operaciones que consiste en las plataformas tecnológicas que utilizan las empresas. Y, por último, el cuarto pilar que es la transformación de los servicios como el Big Data e inteligencia artificial.

Esto se logra bajo cuatro líneas de negocio que son un lugar de trabajo moderno para aumentar la productividad, luego la división que se llama Aplicaciones de Negocios, la cual consiste en detectar patrones para entregar un mejor servicio al cliente. El tercero tiene que ver con aplicaciones e infraestructura enfocados en gastar menos recursos para almacenamientos y soportes que no fallen. La última línea de negocio es la tecnología actual como inteligencia artificial.

Actualmente tenemos proyectos con el Metro de Valparaíso que consiste en cámaras que detectan potencial comportamiento de delito. También hay proyectos de Smart City ya que actualmente la tecnología debe estar al servicio de las personas.

¿Cuáles son las tendencias tecnológicas que se vienen este año?

Inteligencia artificial, la cual nos va a permitir tener cada vez más tiempo. También se viene el tema de la computación cuántica, que tiene que ver con uso de la física cuántica para multiplicar la capacidad de procesamiento; computadores capaces de manejar y procesar una gran cantidad de información. Y otro tema es la realidad aumentada, donde cada marca tiene sus anteojos de realidad virtual.