La normativa para gestión de residuos, responsabilidad extendida del productor y fomento al reciclaje ya cuenta con el reglamento que define metas de valorización y recolección de este material definido como uno de los seis productos prioritarios.

Finalmente se implementarán algunas de las medidas de protección ambiental que necesita el país. Este jueves 4 de octubre se publicó en el Diario Oficial el reglamento que define las metas de valorización y recolección de los neumáticos, uno de los seis productos prioritarios contemplados en la Ley 20.920 (REP) para la gestión de residuos, la responsabilidad extendida del productor y fomento al reciclaje.

El objetivo de la normativa es recuperar gran parte de los productos una vez que termina su vida útil. Para ello, se establecen dos categorías en las que se diferencian los neumáticos con aro inferior a 57 pulgadas (autos y camiones) de los neumáticos con aro igual o superior a 57 pulgadas (como los usados en minería).

Es en esta parte, donde los gestores, ya sean fabricantes o importadores, tendrán que tomar cartas en el asunto.

Para los neumáticos de aro inferior a 57 pulgadas las metas de recolección serán de 50% en el período 2121-2023, de 80% entre 2024 y 2027, y de 90% el 2028. Mientras que las metas de valorización comienzan en 25% en 2021 y también van aumentando en el tiempo hasta un 90% en 2028.

Por su parte, los neumáticos de aro igual o superior a 57 pulgadas tendrán un avance progresivo en su valorización que irá desde 25% en 2021 hasta el 100% en 2026.

De este modo se define un reglamento que incluye al importador, para tener un real control de lo que se importa y lo que se recicla. Así como también, la administración pasará a manos del Sistema Integrado de Gestión, que va a disponer de los neumáticos en Chile y los licitará para entregar las indicaciones de cómo, cuándo y dónde reciclar. En tanto, los gestores ya están obligados a informar al Registro de Emisiones y Transferencias de Contaminantes del Ministerio del Medio Ambiente.

 

Desde Polambiente, compañía que desde 2009 se dedicada al reciclaje de neumáticos, su gerente general, Pedro Cocco, comentó que antes de la Ley el reciclaje era absolutamente voluntario. “Si los actores de la industria hasta el momento no estaban haciendo nada, ahora la Ley los va a poner en regla”, afirmó.

Según las cifras que maneja la empresa, al año se generan unas 150.000 toneladas de neumáticos, de los cuales 100.000 son de calle (autos, camiones y camionetas) y 48.000, de neumáticos mineros. A su vez, de las 100.000 toneladas a nivel nacional, el 51% está en Santiago. Y, de esas 50.000 toneladas en Santiago, Polambiente recicla entre 6.000 y 7.000 toneladas anuales.

“Entre todo el parque de reciclaje que hay llegan máximo a un 23% a nivel nacional, incluyendo la valorización energética, es decir, los neumáticos que se queman con reactores de tal forma que producen diésel y energía”, graficó el ejecutivo. “Por ejemplo, Melón reutiliza los neumáticos como combustible alternativo y materia prima de su cemento”, agregó Cocco.

Con todo, las multas que arriesgan los gestores que no cumplan las metas de recolección y valorización pueden ser de hasta 10.000 UTA, es decir, unos $6.000 millones.