La Secretaria Ejecutiva de Formación Técnico Profesional del Mineduc, Marcela Arellano, explicó a Información de Mercados el funcionamiento de los CFT Estatales. “MM$27.360 para gasto corriente y MM$86.640 para gasto de capital”, aseguró la funcionaria del ministerio respecto al presupuesto. Agregó que las clases iniciarían entre el 2018 y 2020.

En marzo del 2016 se promulgó una ley para construir 15 centros de formación técnica estatales, uno en cada región del país, esto en el marco de la Reforma Educacional con el objetivo de fortalecer dicha área en Chile.

Según dicta la ley de los Centros de Formación Técnica, éstos deben implementarse de manera gradual. Marcela Arellano, Secretaria Ejectuvia de Formación Profesional del Ministerio de Educación, explicó que se definieron tres grupos de cinco, siendo los primeros: Araucanía, Los Lagos, Coquimbo, Maule y Tarapacá.

“Se estima que la construcción durará 14 meses, desde que el rector/a asuma funciones lo que implica 3 meses instalación, 2 meses de licitación y 9 meses de construcción”, especificó Marcela Arellano.

1) ¿Cuántos centros se encuentran listos para iniciar su funcionamiento y cuándo comenzarían a operar?

La puesta en marcha contempla tres etapas: prefactibilidad, que se desarrolló paralelamente a la tramitación de la ley, factibilidad donde se establecieron lineamientos específicos en modelos y oferta formativa, así también su infraestructura, y la tercera etapa contempla el diseño y desarrollo de los programas académicos.

Para entrar comenzar a operar se deben nombrar a los rectores, o rectoras, quienes iniciarán sus funciones de manera gradual, según estableció la ley que los crea, dividiendo las 15 regiones en tres grupos de a cinco.

El primer grupo incluye a las regiones de La Araucanía (Lautaro), Maule (Linares), Tarapacá (Alto Hospicio), Los Lagos (Llanquihue) y Coquimbo (Ovalle), los que se implementan entre 2016-2017 con inicio de clases en 2018.

El siguiente grupo contempla Antofagasta, Valparaíso, Metropolitana, Los Ríos y Magallanes que se implementarán entre 2018-2019. Estos dos grupos se encuentran en la tercera etapa explicada anteriormente.

Los correspondientes al tercer grupo son Arica y Parinacota, Atacama, O`Higgins, Biobío y Aysén, que se implementarán entre 2020 – 2021. Este grupo se encuentra en la primera etapa.

2) ¿Cuáles son las carreras propuestas para el inicio de actividades académicas de los Centros?

Las carreras se dividieron según cada región, quedando de la siguiente manera:

La Araucanía: Técnico de Nivel Superior (TNS) en Electricidad y Automatización industrial y TNS en Gestión de Empresas.

Maule: TNS en Fruticultura y TNS en Administración.

Tarapacá: TNS Eléctrico en Energías Renovables y Eficiencia Energética, TNS en Mantención Predictiva, TNS en Construcción y TNS en Laboratorio Clínico.

Coquimbo: TNS en Energías Renovables no Convencionales, TNS en Mantenimiento Industrial, TNS en Mecatrónica, TNS Agroindustrial y TNS en Gestión del Recurso Hídrico.

Los Lagos: TNS en Gestión y Desarrollo de Productos Alimentarios, TNS en Electricidad y Electrónica Industrial, TNS en Fabricación y Montaje Industrial y TNS en Producción Agropecuaria.

Las carreras de inicio de actividades académicas de los CFT Estatales deben ser sancionadas por el Directorio del Centro de Formación Técnica, a propuesta del rector o rectora, según lo establecido en sus estatutos

3) ¿Cuál es la estructura de funcionamiento de los CFT estatales?

Los estatutos de los 15 CFT Estatales, que están totalmente tramitados y aprobados por la Contraloría General de la República, definen la estructura de cada una de las instituciones. El rector/a de cada una de ellas, dentro de sus competencias, con acuerdo del Directorio de la entidad, podría ajustar la organización en función del Plan de Desarrollo Institucional de cada CFT.

4) ¿Qué significa para el país contar con estos establecimientos?

Chile necesita contar con una oferta de Formación Técnico-Profesional de educación superior que responda a las necesidades de desarrollo económico-productivo de cada región del país, y que dé cuenta de necesidades reales de empleo en el corto y mediano plazo, facilitando la inserción efectiva de jóvenes y adultos, trabajadoras y trabajadores, a una Formación Técnico-Profesional de calidad.

El objetivo es cambiar la forma en que la sociedad percibe a la Educación Técnico-Profesional, ya no como la opción de “segunda categoría” o de menor calidad, sino como un camino que diversos países ya tomaron, potenciando las vocaciones y habilidades de los jóvenes técnicos, promoviendo puentes y trayectorias entre el mundo educativo y laboral, para generar respuestas a las necesidades de los territorios, productivas y sociales.

5) ¿Se dejarán algunos aspectos de los CFT en proceso de licitación, considerando que habrá un cambio de administración?

Por la autonomía de la institución, establecida en la ley, la titularidad del rector/a es necesario/a para la suscripción de cualquier compromiso de índole financiero y/o patrimonial, entre los que se encuentran los procesos académicos, administrativos, así como de su infraestructura institucional.

No obstante, para los primeros cinco CFT Estatales se estima que la construcción durará 14 meses, desde que el rector/a asuma funciones, lo que implica 3 meses instalación, 2 meses de licitación y 9 meses de construcción. En el caso de los CFT de las regiones de La Araucanía y Maule, el proceso de instalación ya se inició, mientras que los centros de Tarapacá, Coquimbo y Los Lagos están a la espera de sus respectivos nombramientos.

6) Según la ley que crea los CFT, los centros deberán entregar formación acorde a cada región para potenciar el sector productivo. De los establecimientos que ya se encuentran listos para operar ¿cómo se formuló la agenda de contenidos? ¿Hubo alguna instancia donde los sectores productivos expusieran las necesidades asociadas a entregar técnicos especialistas en sus rubros?

En cada región se conformó una mesa intersectorial público-privada para cautelar que fuera la propia región quien decida, según sus necesidades de progreso y desarrollo, la pertinencia del proyecto público de su CFT estatal, definiendo desde el lugar de emplazamiento hasta la oferta formativa y de infraestructura. Estas mesas fueron constituidas vía instructivo presidencial, para que la propia región por mandato tuviera la responsabilidad de sentar a dialogar a sus principales actores del sector educativo, productivo, laboral y social, para levantar los requerimientos de corto y largo plazo.

Adicionalmente a esto, cada región a través de su universidad pública, apoyó técnicamente este trabajo, realizando entre otras actividades reuniones y talleres de trabajo con las comunidades educativas y representantes del sector productivo de la región.

7) ¿Qué porcentaje del presupuesto asignado al Ministerio de Educación irá como aporte fiscal para cada CFT?

Durante la presentación del proyecto de ley al Congreso Nacional, el informe financiero elaborado por el Ministerio de Hacienda, estableció un flujo de recursos para implementación de la medida distribuidos en MM$27.360 para gasto Corriente (puesta en marcha institucional) y MM$86.640 para gasto de capital (infraestructura y equipamiento).

8) ¿Es una pieza fundamental en el desarrollo de profesionales la incorporación de formación cívica y ciudadana?

La Educación Técnico-Profesional, como espacio de formación, promueve el desarrollo de vocaciones y habilidades aplicables al mundo del trabajo y de la continuidad de estudios. En la Educación Media Técnico-Profesional los estudiantes adquieren herramientas para realizarse en las especialidades y menciones del currículum.

Sobre lo último se sometió a discusión pública en marzo (hoy en proceso de aprobación por parte del Consejo Nacional de Educación) la incorporación de un Plan Común de Formación General.

Estos cambios permitirán que los jóvenes de la educación diferenciada fortalezcan no sólo aspectos técnicos, sino también el desarrollo de competencias de autorregulación, creatividad, trabajo en equipo y otras habilidades socioemocionales necesarias en un mundo que cambia constantemente.

Para los CFT Estatales, la ley establece el mandato específico de incorporar la formación cívica y ciudadana, estableciendo que estos Centros de Formación Técnica tendrán como objetivo contribuir al desarrollo material y social sostenido, sustentable y equitativo de sus respectivas regiones formando personas en vistas a su desarrollo espiritual y material, con sentido ético y de solidaridad social, respetuosas del medioambiente y de los derechos humanos.

9) ¿Cómo será la implementación del cuerpo docente?

A partir del nombramiento del rector/a y la correspondiente conformación del equipo Directivo de la institución (Director Económico y Administrativo, Director Académico y Fiscal), se estaría en pie iniciar un proceso de contratación del cuerpo docente.

10) ¿Cómo se eligen a las autoridades de los CFT?

Es el Servicio Civil, vía Alta Dirección Pública, la institución que realiza el proceso de selección de los rectores/as. Luego de que se realiza la postulación, el Servicio Civil efectúa una selección que concluye en el envío de una nómina a la Presidenta de la República, quien nombra a las autoridades.

Cada nombramiento se efectúa vía decreto que establece la fecha en la que asume funciones el rector o rectora del CFT Estatal. Los decretos supremos que establecen el nombramiento de los dos primeros rectores, definieron el 1 de junio de 2017 como fecha para asumir funciones. Las siguientes fechas de nombramiento para los cargos de rectores para los CFT de las regiones de Tarapacá, Los Lagos y Coquimbo están condicionadas al resultado del concurso vía ADP, que enviará a la mandataria de Estado nóminas de candidatos. (Toda la información de estos procesos está disponible en el sitio del Servicio Civil en http://adp.serviciocivil.cl).