El acuerdo permitirá que las Cámaras trabajen unidas por un objetivo común.

ProChile Innovation Summit, la primera cumbre de innovación desarrollada en Estados Unidos por la institución dependiente del Ministerio de Relaciones Exteriores, culminó este martes con un acuerdo sellado entre las Cámaras binacionales de comercio, que permitirá fortalecer la presencia de la oferta chilena en este mercado, informó ayer la Direcon y ProChile.

“A partir de ahora contaremos con cinco poderosas Cámaras que representan los intereses de Chile, que proyectan y promueven el intercambio comercial de Chile y Estados Unidos, pero que estarán articuladas para evitar así esfuerzos paralelos”, celebró el Canciller Roberto Ampuero, impulsor de la iniciativa que fue firmada por representantes de cada una de las cámaras establecidas en Nueva York, Filadelfia, Dallas, Atlanta y Miami.

El presidente de esta última entidad, Patricio Sepúlveda, será el encargado de llevar adelante el trabajo de coordinación entre las Cámaras, en una primera etapa, para establecer a futuro una eventual confederación. “Estamos estudiando la fórmula legal que sea beneficiosa para todas las cámaras, para que no pierdan su identidad, pero que nos permita poder desarrollar actividades más eficientes y productivas para la relación comercial entre Chile y Estados Unidos”, explicó.

“Este es un gran paso que han dado las Cámaras y está en línea con lo que queremos fomentar, porque tenemos que trabajar unidos, coordinadamente, para que podamos llevar la innovación de Chile al mundo. Hoy han participado decenas de empresas nacionales en esta primera versión de ProChile Innovation Summit -en la que contamos también con el apoyo de la Fundación Imagen de Chile y Sercotec- y queremos que sea el inicio de una serie de acciones en el mercado, coordinadas junto a las cámaras binacionales”, afirmó el director de ProChile, Jorge O’Ryan.

Durante las dos jornadas de trabajo, las empresas nacionales pudieron conocer la experiencia de emprendedores de ambos países cuyos negocios se han expandido exitosamente, junto con aprender los aspectos legales, tributarios y financieros para acceder al mercado estadounidense y conectarse con inversionistas de Miami, ciudad que el año pasado reportó la mayor actividad de startups o empresas incipientes dentro de las 40 mayores áreas metropolitanas de Estados Unidos, según el Índice Kauffman.