Las nuevas tecnologías y, en especial, las aplicaciones de transporte como Uber Technologies y Lyft Inc han traído consigo una serie de cambios, desde tomar un “taxi” hasta las normativas del país. Ahora, se prevé que cambiarán el estado de propiedad de los vehículos hacia servicios basados en suscripciones y posesión compartida. Así lo anunciaron algunos expertos de la industria en una conferencia en Toronto.

“Tu teléfono será tu auto”, señaló Andre Haddad, presidente ejecutivo de Turo, una compañía de vehículos compartidos entre pares que permite que los usuarios arrienden sus autos a otros. En medio del Collision Conference, evento de talla mundial, donde los expositores comentaron que las aplicaciones de transporte también jugarán un rol en las pruebas de seguridad de la automatización de los vehículos.

Haddad expresó que si bien las ventas de automóviles nunca han sido mayores a nivel global, la gente se está dando cuenta de que ser dueño de un vehículo se está volviendo cada vez más inviable debido a los pagos, seguros y estacionamiento.

“Muchos más se dan cuenta de que pueden compartir su auto cuando no lo están usando, o arrendarlo para cubrir los altos costos de su propiedad”, explicó.

Mientras que Uber dio a conocer que es la mayor aplicación de transporte en el mundo con 91 millones de usuarios a nivel global y una participación de mercado del 65% en Norteamérica.

Esto se refleja también en las declaraciones de Haddad, quien explicó que la propiedad de automóviles entre los adultos jóvenes está disminuyendo y que cada vez menos personas menores de 25 años adquieren un auto.