REVISTA INFORMACIÓN DE MERCADO

El colon irritable o el síndrome del intestino irritable, es una serie de síntomas que incluyen dolor en el abdomen, gases e inflamación, constipación, diarrea o ambos.

Es una condición bastante frecuente en la población mundial, se estima que cerca del 20% de las personas la padece y, de estos, la mayoría serían mujeres entre 25 y 45 años.

Algunas de las causas asociadas a la aparición de este síndrome son razones vinculadas a la salud mental, como el estrés y la ansiedad. Pero también depende de la dieta de las personas.

De hecho, en sí, no tiene un tratamiento, si no que se hace un manejo sintomático. Se busca reducir los malestares con cambios en la dieta. Ciertos alimentos podrían empeorar las manifestaciones, por lo que los expertos recomiendan eliminarlos; siendo los siguientes algunos de ellos:

Cafeína

Probablemente, conoces las consecuencias que una taza de café o una bebida energética pueden tener en tu sistema digestivo. Es que este ingrediente pareciera ser un botón de activado para este sistema, por lo que podría empeorar la diarrea asociada al colon irritable. 

Leche

Los productos con lactosa podrían empeorar la sintomatología, especialmente si tienes algún tipo de intolerancia a esta azúcar de la leche. De hecho, un estudio sugiere que cerca del 70% de las personas que dicen tener colon irritable, aseguran que los síntomas aparecen por el consumo de alimentos específicos.  

Alimentos altos en fructosa

La fructosa es un azúcar, un carbohidrato simple, fácil de encontrar en frutas y en la miel, pero también es altamente disponible en alimentos procesados como dulces, productos horneados y jugos envasados.

Esta azúcar se absorbe en el intestino para luego ser metabolizada como glucosa en el hígado. Es en este proceso en que la fructosa se puede convertir en un problema para las personas con colon irritable, ya que suelen producir malestares estomacales parecidos a los de este síndrome.

Por eso se recomienda disminuir el consumo de frutas como las manzanas, peras, frutas deshidratadas o secas, y cualquier tipo de jugo de frutas, entre otros.

Bebidas carbonatadas 

El gas en las bebidas o incluso en la soda podrían aumentar los males, ya que son líquidos que aumentan la hinchazón y el gas en el estómago. 

Fuente: www.meganoticias.cl

REVISTA INFORMACIÓN DE MERCADO