REVISTA DIGITAL

De acuerdo a información proporcionada por la Organización Mundial de la Salud (OMS), respecto a las Infecciones Intrahospitalarias (IAAS), se verifica lo siguiente: 

  • De cada 100 pacientes hospitalizados en un momento dado, 7 en países desarrollados y 10 en los en desarrollo adquirirán al menos una infección asociada a la atención de la salud. 
  • La carga endémica de las infecciones asociadas a la atención de la salud también es significativamente más alta, en particular en pacientes ingresados ​​en unidades de cuidados intensivos y en neonatología 
  • En los países de ingresos altos, aproximadamente el 30% de los pacientes en unidades de cuidados intensivos (UCI) se ven afectadas por al menos una infección asociada a la atención sanitaria. 
  • En los países de ingresos bajos y medianos, la frecuencia de las infecciones adquiridas en la UCI es al menos 2 a 3 veces mayor que en los países de ingresos altos; la densidad de infección asociada a dispositivos médicos son hasta 13 veces más altas que en los EE. UU. 
  • Los recién nacidos tienen un mayor riesgo de contraer infecciones asociadas a la atención médica en países en desarrollo, con tasas de infección de 3 a 20 veces más altas que en países de altos ingresos. 

Fuente: WHO. Health care-associated infections FACT SHEET 

 

¿Por qué es crítica una correcta limpieza en habitaciones y quirófanos? 

Es de dominio público que una de las principales formas de que una infección se propague es por el contacto con superficies contaminadas. En ambientes hospitalarios esto se ve potenciado por la cantidad y variedad de patógenos presentes; el flujo constante de personal médico, enfermos y visitantes, sumado al deteriorado sistema inmunológico de algunos pacientes. 

Dado esto, asegurar que las superficies sean correctamente higienizadas es parte fundamental dentro de un plan de control de IAAS, dando foco primeramente a las que tienen mayor contacto, para continuar con las que son tocadas con menor frecuencia.  

Por ejemplo, ¿sabías que las barandas de la cama, y otras superficies cercanas, son tocadas 256 veces cada día? 

En el siguiente cuadro se muestra la clasificación de distintas superficies, dentro de la habitación de un paciente, de acuerdo a la frecuencia con la que son tocadas. 

Cuadro N° 1 – Frecuencia de contacto en distintas superficies 

Fuente: Huslage K, Rutala W A, et al. ICHE 2010;31(8):850-853 

Conformidad de la higiene en ambientes hospitalarios 

Dado lo crítico que es mantener una adecuada higiene en ambientes hospitalarios, se han realizado estudios en distintas instituciones de salud para identificar oportunidades de mejora en este factor clave dentro del control de los brotes infecciosos. 

Las gráficas siguientes muestran un resumen de los resultados obtenidos 

Gráfico N° 1 – Habitaciones de pacientes 

Fuente: Carling, et al, “Identifying Opportunities to Enhance Environmental Cleaning in 23 Acute Care Hospitals”, Infect Control HospEpidemiol, 2008; 29: 1-7. 

  • Este estudio considera una muestra de 23 hospitales. 
  • Sólo el 49% de las principales superficies en una habitación de paciente son correctamente limpias/desinfectadas. 
  • El cumplimiento varió significativamente según la superficie (interruptor de luz – 20%, fregadero – 82%). 

Tabla N° 2 – Higiene en Quirófanos 

Fuente: Jefferson, et al, “A novel technique for identifying opportunities to improve environmental hygiene in the operating room”, AORN J. 2011;93:358-364 

  • Estudio realizado en 6 hospitales 
  • En promedio, sólo el 25% de las principales superficies dentro del quirófano son correctamente limpias/desinfectadas. 
  • El cumplimiento también ha variado significativamente según la superficie como el mango del gabinete de almacenamiento hasta la puerta principal. 

Los resultados obtenidos en ambos estudios revelan una realidad preocupante, es crítico mejorar los procedimientos de higienización en las instituciones de salud para controlar los brotes. Sin embargo, un factor que siempre dificulta que esto se realice de manera apropiada es el escaso tiempo disponible para una correcta limpieza y desinfección, más aún con la alta ocupación que actualmente existe en los hospitales. 

AHP® – Una solución probada para reducir las IAAS 

En un artículo publicado por la American Journal of Infection Control, se compartieron los resultados del “Ensayo prospectivo de 12 meses con diseño cruzado realizado en dos campus comparando desinfectante quat (+ cloro para cuartos de aislamiento de C. diff) con 0.5% AHP® desinfectante (para cuartos de aislamiento estándar y C. diff)”. 

La conclusión fue que AHP® supera a los desinfectantes base amonios cuaternarios en 3 áreas claves: 

  • Mayor reducción de recuentos medios de colonias aerobias/superficies después de la limpieza en más del 58% frente a cuaternarios (14 cfus / superficie frente a 22 cfus / superficie) 
  • Aumentó la cantidad de superficies que no producen crecimiento después de la limpieza de 36% frente a cuaternarios (47,9% frente a 35,2% de superficies sin crecimiento) 
  • Redujo el nivel compuesto de VRE, MRSA y C. difficile en un 23%, incluso con el cloro utilizado como complemento, y un nivel más alto de antibiótico usado en los cuartos con AHP® vs. Cuaternarios 

Fuente: John M. Boyce, MD AJIC – April 2017 

¿Por qué Toallitas Pre-humedecidas? 

En otra edición de la American Journal of Infection Control, se publicó un estudio, realizado por Chuck Gerba, que mostró que los paños de limpieza lavables están habitualmente contaminados con bacterias: 

  • El 93% (28/30) de las telas muestreadas, de 10 hospitales diferentes, contenían bacterias viables después del lavado. Se recogieron 3 telas por hospital, 8 hospitales con tela de algodón y 2 con microfibra. 
  • La carga bacteriana promedio fue de 133 UFC / cm2. Las especies identificadas incluyeron hongos Pseudomonas, Klebsiella y Aspergillus. 
  • Las toallas de microfibra tenían una mayor cantidad de bacterias que los paños de algodón, lo que indicaba que eran más difíciles de lavar. 
  • 9/10 de los hospitales usaron un desinfectante cuaternario y 1 usó cloro. 2/10 usaban lavanderías tercerizadas y 8/10 lavaban internamente. 

 

Fuente: Sifuentes LY, Gerba CP, et. al, “Microbial contamination of hospital reusable cleaning towels”, Am J of Infect Cont, 2013; 41: 912-915 

REVISTA DIGITAL