Este año, Santiago de Chile descendió diez puestos dentro del listado de las ciudades más costosas para quienes trabajan fuera de su país, pero se mantuvo dentro de los primeros lugares en Latinoamerica y los países sudamericanos, según el reconocido ranking de la agencia Mercer.

La capital chilena pasó de ubicarse en el puesto 69, en 2018, a bajar al lugar 79 dentro de los 209 países que participan en el ranking. Esta baja significa un menor costo de vida para los extranjeros.

El listado internacional analizó 209 ciudades de los cinco continentes y midió el costo comparativo de más de 200 ítems en cada lugar, incluyendo vivienda, transporte, alimentación, vestuario, pertenencias familiares y entretención.De acuerdo la publicación del diario Pulso, se usa como ciudad base a Nueva York y como moneda de referencia el dólar.

Aunque, en el caso Sudamericano, Santiago se posiciona como la segunda urbe más costosa después de Montevideo, que subió hasta el puesto 70. Además, la capital chilena es la tercera más costosa de Latinoamerica.

“Este efecto se produce por la depreciación de la moneda local versus otras monedas, siendo el dólar la divisa de comparación. Significa que por los mismos dólares, hoy se pueden adquirir más bienes y servicios en Santiago en relación a la última medición, lo que también transforma al país en uno más atractivo para la inversión”, explica Agustina Bellido, líder de carrera de Mercer Chile.