Hace un par de años que los influenciadores se han transformado en parte importante y valiosa de una estrategia en redes sociales. Cada vez son más las marcas que confían en estos rostros para que comuniquen sus productos y servicios.

El hecho que sean personas reales como todo el resto, genera confianza y cercanía con su audiencia lo que ha provocado el crecimiento de esta tendencia. Por lo mismo, saber diferenciar con cuál tipo de influencers vas a trabajar tu campaña de marketing es fundamental.

Los influenciadores son normalmente divididos por la cantidad de seguidores que poseen. De ahí que viene el término Nanoinfluencers, aquellos que tienen pocos seguidores, específicamente menos de 10.000 seguidores. Por otro lado, los Microinfluencers tienen entre 10.000 y 100.000 seguidores, y los macro llegan hasta el millón de followers.

Los que sobrepasan esa línea ya son considerados Megainfluencers y tienen millones de seguidores. Normalmente son celebridades y personajes famosos.

Ya lo sabes, para empezar a hacer Marketing Digital en redes sociales, no necesitas comenzar con grandes canjes de rostros famosos. La confianza que generan las personas más “anónimas” son la clave para entregar la imagen deseada desde tu marca.