Será el primer paso para un cable submarino que conectará a ambos continentes y permitirá desarrollar un sistema de integración digital para la región.

La futura autopista digital mejorará la confiabilidad de redes y el desarrollo del capital humano. También aumentará la competencia, facilitará las condiciones para la ubicación de data centers y atenderá la demanda futura de servicios de la cuarta revolución industrial y big data, entre otros beneficios.

Se firmó un Convenio de Cooperación Técnica por US$ 3 millones ($2.100 millones) para financiar los estudios de factibilidad del Proyecto de Integración Cable Submarino: “Puerta Digital Asia – Sudamérica”.

El análisis proveerá las definiciones técnicas, legales, financieras y económicas necesarias para la construcción de un cable submarino entre ambos continentes, que permita constituir un sistema de integración digital para la región.

El proyecto tiene como objetivo conectar digitalmente Sudamérica con el continente asiático mediante el despliegue de un cable de fibra óptica submarino, cuyo trazado potencial comprende una distancia aproximada de 24 mil kilómetros y su diseño inicial contempla al menos dos pares de fibra óptica, con una capacidad de transmisión acorde con estándares actuales para este tipo de sistemas (10-20 Tbps).