Ayer, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, aseguró que el país no está listo para llegar a un acuerdo comercial con China.

“Creo que probablemente habrían deseado cerrar el trato que tenían sobre la mesa antes de intentar renegociarlo”, expresó Trump en una conferencia de prensa conjunta en Tokio junto al primer ministro japonés, Shinzo Abe. “Les gustaría llegar a un acuerdo. No estamos listos para llegar a un acuerdo”, señaló.

Desde la Casa Blanca, Donald Trump indicó que los aranceles estadounidenses sobre los productos chinos “podrían subir muy, muy sustancialmente, muy fácilmente”. Sus comentarios surgieron después de que las conversaciones comerciales entre ambos países se estancaran a principios de este mes. Desde entonces, cada lado ha culpado al otro, y Trump ha amenazado con miles de millones más en aranceles.

El presidente de Estados Unidos comentó que las empresas se estaban yendo de China hacia países sin aranceles, incluidos los vecinos de EEUU y Asia e, incluso, Japón. Sin embargo, también expresó su optimismo de que las mayores economías del mundo eventualmente llegarían a un acuerdo.

“Creo que en algún momento en el futuro, China y EEUU tendrán absolutamente un gran acuerdo comercial y eso esperamos”, dijo Trump. “Porque no creo que China pueda seguir pagando estos, en realidad, cientos de miles de millones de dólares en aranceles. No creo que puedan hacer eso”, afirmó.