Las carreteras de Chile contarán con el sistema de flujo libre entre Iquique y Puerto Montt.

A fines de 2023 el sistema de peaje free flow estará implementado en las principales rutas del país, para evitar que los conductores pierdan tiempo al detenerse y pagar con efectivo en las casetas.

Según consignó hoy El Mercurio, el Ministerio de Obras Públicas, que impulsa esta iniciativa, implementará este sistema mediante próximas licitaciones.

Los proyectos de la cartera este año son la Carretera de la Fruta (Ruta 66) y la Ruta 5 Talca-Chillán. En 2020, la Ruta del Lago Villarrica (Freire-Villarrica-Pucón). En 2021, la Ruta 5 en los tramos Iquique-Antofagasta, Caldera-Antofagasta, Vallenar-Caldera, Chillán-Collipulli y Puente Malleco, junto con Temuco-Río Bueno y accesos a Valdivia. En 2022, Acceso Norte Concepción y Ruta Fronteriza Entrelagos. Por último, en 2023, la Ruta 5 en los tramos Vallenar-Lampa y Collipulli-Temuco, Ruta 57 Santiago-Colina-Los Andes y la Ruta Metropolitana de Puerto Montt.

En tanto, las obras en construcción son: Nogales-Puchuncaví, Tunel El Melón, Los Vilos-La Serena, Conexión Ruta 68-Ruta 78 y la Ruta G-21 (Farellones).

Con todo, el sistema se ampliará desde su funcionamiento actual en la Región Metropolitana y sus alrededores a las principales rutas del país, entre Iquique y Puerto Montt. La única excepción, informó el medio, es el tramo Rancagua-Talca, que recién podrá exigir la incorporación de este sistema para su relicitación en 2030.