En el marco del Congreso de Smart City Pucón, expertos concluyeron que el desafío para que una ciudad en Chile se convierta en Smart City es la integración de sistemas, y así tener la mayor cantidad de tecnologías posibles en un solo punto.

Actualmente se producen dos fenómenos en el mundo: la aceleración de la urbanización, pues según la ONU más del 50% de la población mundial viven en ciudades y para el 2050 se espera que esta cifra aumente al 70%, equivalente a 60.000 millones de personas, y la revolución digital, marcada por los avances que a diario se producen en el mundo.

Lo anterior fueron los temas centrales del Congreso Smart City realizado en Pucón, donde se definió al concepto de “Ciudad Inteligente” viene a integrar las tecnologías en la sociedad, de esta forma las TICS pasan a ser un medio para tomar decisiones optimizadas, mejorar la prestación de servicios urbanos y la competitividad, todo en base a los aspectos económicos, sociales y medioambientales.

Las Smart City generan integración la cual suministra información para la administración pública, además permite prestar mejor atención a los usuarios, optimiza la asignación de los recursos, produce indicadores de desempeño y permite una mayor participación de la sociedad civil.

Para el experto Carlos Sepúlveda, se necesita un Sistema Unificado e Integral formado por sensores, plataforma de gestión integral, conciencia situacional y seguridad cibernética. Ofrece para los municipios una plataforma de operaciones donde se puede administrar todos los tipos de tecnologías y así administrar la Ciudad Inteligente.

Sin embargo, para el expositor del Ministerio de Energía, Paul Pacheco, lo primero que se debe hacer en una ciudad es encontrar las necesidades, ya que se realizó un proyecto piloto de alumbrado público en San Clemente, donde se instaló un centro del control para el municipio pero “no sabían para qué ocuparlo, no tenían instancias para utilizarlo” y agregó que “las municipalidades deben hacer un trabajo previo para encontrar sus propias problemáticas”.