Investigadores aseguran que el uso diagnóstico y terapéutico del oro contra el cáncer ha avanzado un paso más gracias a esta tinta y un polímero elaborado con azúcar 

En un trabajo conjunto entre investigadores de la Universidad de Sevilla y la Universidad de Nottingham, se desarrolló una tinta elaborada con oro y azúcar que se puede imprimir en 3D y dar lugar a un compuesto estable que puede servir para diagnosticar tumores, o transportar productos terapéuticos contra ellos. 

De acuerdo a este equipo, el uso diagnóstico y terapéutico del oro contra el cáncer ha avanzado un paso más gracias a una tinta creada con este metal y un polímero elaborado con el monosacárido arabinosa (azúcar)”.  

En una nota del portal WebConsultas, describen que una de sus particularidades parte desde su impresión en 3D, que permanece estable durante seis meses, mientras que otras tintas diseñadas con un objetivo similar perdían sus propiedades en horas o días. 

Esta investigación, publicada en Scientific Reports, ha conseguido resolver un problema inherente a las características de las nanopartículas de oro, y es justamente, que pueden perder sus propiedades durante su procesamiento físico o químico cuando se agregan a otras sustancias. 

Como explica Belén Begines, primera autora del estudio, este metal interacciona con biomoléculas de las paredes de las células cancerosas y puede servir como biomarcador (indicador de un estado biológico),o como medio para trasladar moléculas que reaccionan con las tumorales. 

En otra referencia citada por el mismo portal, y tomada de la Universidad de Queensland (Australia), se comprobó de hecho, que el ADN de las células cancerosas, a diferencia de las sanas, se constituye en una nanoestructura afín con el oro, y eso permite que se pueda emplear este metal para detectar el cáncer, y que resulte efectivo en un elevado porcentaje de casos en aproximadamente 10 minutos. 

Además, continúan, una terapia para tratar el cáncer de próstata que se encuentra en fase de ensayo clínico y ha sido desarrollada por investigadores de la Universidad Rice de Houston, en Estados Unidos, se basa en ablaciones guiadas por nanopartículas de oro, y se estudia también usar estas micropartículas para administrar tratamientos de hipertermia (aumento de la temperatura localizado) en los tejidos afectados. 

Afirmó finalmente Webconsultas, que la técnica desarrollada por los científicos de las universidades de Sevilla y Nottingham contribuirá a mejorar el uso diagnóstico y terapéutico del oro para combatir el cáncer, ya que permite utilizar diversas tintas simultáneamente y a alta resolución, y elaborar así en poco tiempo, y empleando una tecnología que ya existe, los compuestos que se necesiten dependiendo de las características individuales de cada paciente.