Hace poco más de tres meses se anunció el proyecto Hospital Digital que comenzará a estar operativo en 2019. Mientras, la industria se encuentra a la espera de la convocatoria para trabajar.

Definir quiénes serán los actores y qué papel se espera que juegue cada uno de ellos, son las expectativas que tienen los principales actores del sector tecnología en el país frente al proyecto del Ministerio de Salud (Minsal) Hospital Digital. Los protagonistas de este cambio esperan “ansiosos la convocatoria para poder trabajar en conjunto y avanzar de la manera más rápida posible”, al cabo de unos tres meses cumplidos desde el anuncio de este gran proyecto.

Desde la Asociación Chilena de Empresas de Tecnología de Información (ACTI), el director del área Salud, Francisco Cabello, entregó a Información de Mercados su impresión de la iniciativa.

¿Cómo han recibido en la asociación el proyecto Hospital Digital del Ministerio de Salud?

Sin lugar a dudas, el proyecto Hospital Digital del Ministerio de Salud es algo que nos causa ilusión, ya que significará un gran aporte a la salud pública de Chile. Y la verdad es que es en sí una iniciativa verdaderamente transformadora desde todos los puntos de vista.

En ese escenario, como Asociación vemos con buenos ojos el proyecto de Hospital Digital impulsado por el ministerio de salud. Creemos que en este proyecto hay una visión de futuro, en donde la tecnología y la innovación son el eje central de una estrategia de transformación digital, cuyo foco se centra en aumentar la capacidad de la salud pública con un nuevo enfoque. Está claro para los socios de ACTI que la relación de oferta versus demanda –definitivamente- está desequilibrada en Chile, y Hospital Digital aporta un complemento resolutivo a esta necesidad.

¿Cuál es la mirada de la industria tecnológica local respecto a este proyecto?

La industria tecnológica tiene la capacidad de aportar desde su experiencia y sus capacidades, elementos que permitirán hacer que este proyecto sea un éxito desde el primer momento. Luego, entendemos que aquí hay que ver lo que existe; pero más importante, lo nuevo, innovador, empresas especializadas, etc.

Adicionalmente, un factor clave a considerar es que el Ministerio de Salud entregue a las iniciativas que forman parte de este proyecto un presupuesto adecuado y consistente con las especificaciones técnicas de cada una. De manera tal, que cada una pueda ser exitosa y ser implementada en los plazos considerados en el plan de trabajo del proyecto.

La industria tecnológica ha tenido una actitud sumamente receptiva a este nuevo proceso de transformación digital en la industria de la salud, y entendemos que podemos ser de gran aporte debido no solo a las tecnologías disponibles. Por el momento, hemos visto poco movimiento en cuanto a las acciones concretas, así como los detalles de la ejecución del plan de trabajo conjunto con la industria, las especificaciones técnicas y los presupuestos asociados a la estrategia. Esperamos ansiosos esta convocatoria para poder trabajar en conjunto y avanzar de la manera más rápida posible.

Utilizar la tecnología para resolver parte de los problemas de acceso a la salud de la población es un camino muy adecuado.

¿Cuál es la mesa de trabajo que han establecido con el Minsal en cuanto a este tema?

A inicio del 2018, la Fundación País Digital, la Asociación Chilena de Empresas de Tecnologías de la Información A.G. (ACTI), Chiletec, ACHISA, la Asociación de Isapres de Chile A.G. y el Centro Nacional de Sistemas de Información en Salud (CENS), impulsaron una iniciativa de conformación multigremial para la conformación de grupos de trabajo sobre la industria de la salud.

El documento elaborado y entregado al Ministro Emilio Santelices, en el Simposio de Salud, realizado en el mes de junio, recopila 16 iniciativas levantadas en cinco ejes de trabajo.

Como ACTI hemos sido convocados principalmente a la mesa de trabajo de Historia Clínica Compartida, proyecto que entendemos es la base del futuro de la transformación digital en salud,

Puesto que una salud sin contexto clínico no permite generar un valor agregado a los pacientes y profesionales.

 ¿Cuáles son los desafíos pendientes del proyecto Hospital Digital?

El proyecto Hospital Digital recién está partiendo, aprovechando los activos tecnológicos que ya tenía el Minsal, y que debiera considerar nuevos actores en este proceso, ya que ahí está la innovación, poniéndolos en torno a un objetivo común.

El próximo paso será sentar bases sólidas para construir una plataforma robusta, que permita gestionar los procesos de atención integral que transitarán entre el mundo digital y el mundo físico, logrando así una mejoría sustancial en la calidad de atención percibida por los ciudadanos.

Hospital Digital tiene como desafíos principales la agilidad que debe tener en términos de la ejecución de la propuesta siendo capaz de incluir tecnología no solo a nivel central, sino complementar con una estrategia de digitalización también en la estructura actual. Creemos que para una mejor salud se necesita una mejor información, y para esto están las tecnologías disponibles. Pero debe ser un proceso de masificación, transversalidad e interoperabilidad.

Otro desafío se refiere a los pacientes que son el motor de información para esta estrategia digital, para esto se necesita un acompañamiento e incluir otras tecnologías complementarias que permitan sustentar diferentes desafíos, clínicos, de seguridad, escalabilidad, entre otros.

El proyecto de Hospital Digital podrá resolver, a través de la telemedicina, parte del problema de carencias de especialistas, hacer más eficiente la atención, etc. Sin embargo, una mirada de largo plazo necesariamente debe resolver problemas anteriores a estos. Es indispensable que la autoridad genere las condiciones desde distintos ámbitos, tales como: definición de estándares, generación de espacios y políticas para la adopción de los estándares e Interoperabilidad. Definir quiénes serán los actores y qué rol se espera que jueguen cada uno de ellos.