John Hennessey, fundador y CEO de la firma, asegura que "es una maravilla de ingeniería" desarrollado para superar los 500 km/h.

Tras más de dos años de desarrollo, finalmente en noviembre próximo será presentado el Hennessey Venom F5, el hiperdeportivo del fabricante estadounidense que amenaza con desbancar al Bugatti Chiron como el auto más rápido del planeta.

Así lo confirmó Hennessey Performance en sus redes sociales donde subió un teaser en el que se muestra parcialmente su anguloso difusor trasero.

“Aquí, un adelanto de nuestro nuevo Venom F5 en toda su gloria de fibra de carbono. Llegará este noviembre", señaló el constructor en sus publicaciones.
Sólo se construirán 24 unidades del Venom F5, de las cuales 12 serán comercializadas en Estados Unidos, todas ellas ya reservadas, mientras que las otras se repartirán en el resto del mundo a un valor, por ejemplar, cercano a los 1,8 millones de dólares (alrededor de 1384 millones de pesos chilenos).

El Hennessey Venom F5 de producción destaca por ostentar un chasis concebido íntegramente en fibra de carbono. Este bastidor se ha diseñado para poder soportar una velocidad máxima superior a 500 km/h según el fabricante.

John Hennessey, fundador y CEO de la firma, asegura que "es una maravilla de ingeniería" que pretende romper la hegemonía del Bugatti Chiron Super Sport 300+ que tiene una marca de 490,484 km/h, registrada en septiembre del año pasado.

Más allá de su avanzado chasis, que destaca por su rigidez torsional y su bajo peso, el Hennessey Venom F5 estará dotado de un motor bautizado como Fury. Se trata de un bloque V8 biturbo de 6.6 litros con nada menos que 1.842 CV de entrega a un máximo de 8.000 rpm. Llama la atención que el par se fija en unos estratosféricos 1.617 Nm.

Fuente: Emol.com