“La clasificadora de riesgo destaca que las emisiones de enero y abril entregan un soporte para resistir hasta dos meses de bloqueo.” 

El rápido aumento en las cifras de contagios por coronavirus coincide con la llegada del invierno a Chile, situación que mantiene en alerta a las autoridades e inversionistas. En ese sentido, Fitch Ratings entregó su visión respecto al impacto que podría generar una paralización de un mes en los balances de Codelco.

“Es posible que las condiciones se vuelvan más difíciles en los próximos días, cuando el invierno llegue al hemisferio sur. Esto podría derivar en medidas de cierre implementadas por el gobierno chileno si el virus se propaga rápidamente”, indica la agencia crediticia.

Si bien el escenario es complejo a nivel global, Fitch estima que la industria chilena de cobre destaca entre las menos afectadas por la pandemia, pues Codelco ha podido mantener las operaciones en niveles cercanos a su capacidad total.

De esta forma, y asumiendo un escenario de bloqueo por un mes, los analistas de la clasificadora de riesgo proyectan que el volumen de ventas consolidadas debería sufrir una caída de solo 5% respecto a lo apuntado en 2019. Actualmente Fitch Rating mantiene a Codelco con nota “A -” y perspectiva “Estable”.

“La pequeña caída se debe a una baja base de comparación. Durante 2019, la producción se redujo en 100,000 toneladas debido a eventos no recurrentes como lluvias torrenciales, una huelga de 14 días en Chuquicamata y suspensiones temporales de fundiciones Chuquicamata y Salvador para cumplir con las nuevas regulaciones ambientales”, indica Fitch en un reporte.

Eso sí, Fitch espera excedentes del mercado del cobre en los años siguientes, a pesar de las interrupciones de producción relacionadas con la pandemia y, por lo tanto, la presión creciente sobre los precios del cobre, lo que perjudicará los ingresos y el flujo de caja operativo de Codelco.

“Codelco tiene una sólida posición de liquidez mejorada aún más por las emisiones en enero y abril de este año, lo que debería permitirle soportar escenarios de interrupción de negocios durante uno o dos meses. El caso base de Fitch considera un bloqueo de un mes, en caso de que no se produzca un bloqueo, el flujo de caja de la empresa debería ser similar al 2019, ya que los volúmenes más altos compensarán los precios más bajos”, destaca el reporte.

Fuente: El pulso.com