Algunas aplicaciones facilitan el pago de persona a persona o entidades, método que en e último tiempo ha ganado más seguidores y qué por lejos está desplazando el papel. Pero ¿es seguro?

La cofundadora de Ondot Systems, Rachna Ahlawat, una plataforma de servicios de pago, comentó que el precio de la instantaneidad en los pagos tiene un costo y ha observado un cambio en el comportamiento del consumidor.

“Queremos transacciones instantáneas y en un clic. Los consumidores no solo quieren operar en tiempo real, sino que además buscan tecnología que les permita tener un papel más activo en el control de sus pagos, y están encontrando nuevas formas de gestionar sus vidas financieras”, explica Ahlawat.

No obstante, a ella le preocupa que la seguridad y la privacidad se estén sacrificando en beneficio de la comodidad.

Sin ir más lejos, Venmo, comenta que ha utilizado Zelle, una de las aplicaciones de pago más populares en Estados Unidos respaldada por 150 bancos que fue lanzada en junio de 2017, ya ha procesado más de 320 millones de transacciones valoradas en US$94.000 millones.

El joven siempre tuvo un componente social en la aplicación. Los usuarios pueden intercambiar emojis y comentar cuando envían dinero a sus amigos.

Según Venmo, el emoji de la pizza se usa cada 20 segundos.

Sin embargo, a menos que restrinjas tu configuración de privacidad, eso significa que completos desconocidos pueden ver cómo gastas el dinero, incluido lo que gastas en medicamentos, alcohol e incluso strippers.

Esto es una mina de oro para los hackers. Los estafadores crean emails fraudulentos que parecen provenir de personas auténticas con el objetivo de persuadirte para que des tu información de seguridad o incluso efectúes pagos que no deberías.