REVISTA DIGITAL

El sistema está operativo, con un sostenido mantenimiento evolutivo, desde 2011 en Chile y se encarga de registrar y trazar en un único lugar los procesos de inoculación del Programa Nacional de Inmunizaciones (PNI), realizados en cualquier vacunatorio del país, tanto público como privado.  

El pasado lunes 22 de febrero, el Ministro de Salud, Dr. Enrique Paris, señalaba que “es obligación que toda persona que se vaya a vacunar contra el Covid-19 quede registrada en el Registro Nacional de Inmunizaciones”, haciendo hincapié en que “cualquier Institución que no cumpla con esto, puede ser sometida a sumario administrativo”. Los motivos los explicó el mismo Secretario de Estado, puesto que “si el paciente no está registrado en el RNI, difícilmente va a obtener la segunda dosis y el Municipio o Institución que no lo haga, no recibirá la reposición de esa dosis, porque no va a poder demostrar que puso la vacuna”. 

En concreto, el Registro Nacional de Inmunizaciones (o RNI, por sus siglas) es la fuente oficial de información de las vacunas que forman parte del Programa Nacional de Inmunizaciones (PNI) del MINSAL y se encarga de dar trazabilidad a las campañas de vacunación, como también, de entregar información en línea sobre el estado de avance de esta, con segmentación poblacional, georreferencia y un completo panel de estadísticas 

En el marco de la Pandemia por Covid-19, ha sido una piedra angular para el hacer el seguimiento al proceso de vacunación, atendiendo a las condiciones específicas que requiere. 

Ya lo decía el Ministro Vocero de Gobierno, Jaime Bellolio, hace unas semanas. El hecho que “toda la información quede en línea”, permite además que los chilenos y residentes puedan vacunarse en cualquier parte del territorio nacional, independiente de donde se aplicaron la primera dosis. Esto gracias a la trazabilidad que otorga el RNI, ya sea en vacunatorios públicos o privados.   

En ese sentido, el Ministro Paris confidenció que distintos Ministros de Salud del PROSUR han destacado el hecho de que Chile cuente con el RNI. “No saben ustedes la importancia que tiene en Latinoamérica el llevar una estadística correcta y tener un mejor manejo del Sistema de Vacunación”, agregó. 

Por su parte, el Dr. José Fernández, subgerente general de Rayen Salud, empresa chilena que desarrolló este sistema informático y que presta el soporte, acompañamiento y actualización del mismo, señala que “existe un gran equipo humano detrás de RNI, comprometido 24/7 para colaborar en que el proceso de vacunación contra el Covid-19 sea un éxito, asegurando la disponibilidad de la plataforma y realizando todos los ajustes que requiera, de acuerdo con el contexto y a las condiciones específicas que demanda esta campaña de inmunización, que sabemos es histórica en Chile y el mundo”. 

Adaptar el sistema informático al proceso es fundamental, desde los campos de registro que requiere, hasta el volumen de vacunatorios que tributan a RNI, que casi triplican el número de una campaña de vacunación normal. Esto porque lo importante no es el uso de la plataforma per se, sino los enormes beneficios que entrega para el seguimiento y trazabilidad de la inmunización”, agrega.     

Finalmente, ad portas del inicio de la aplicación de la segunda dosis en las primeras personas inmunizadas y el comienzo de la campaña de inmunización contra la Influenza, cabe señalar que esta plataforma informática -que fue reconocida en 2013 por el Premio de Innovación de la Asociación Chilena de Empresas de Tecnología de la Información (ACTI)- también está a cargo de rescatar la actualización de los datos de contacto de las personas vacunadas, lo que es fundamental para realizar el llamado posterior y asegurar que reciban su segunda dosis en el tiempo determinado, como también, para realizar el correspondiente seguimiento ante eventuales reacciones adversas. 

REVISTA DIGITAL