Hace unos días Corfo y SQM llegaron a un histórico acuerdo donde SQM va a cuadriplicar su producción de litio en el salar de Atacama, logrando tener la mayor producción a nivel mundial.

A esto se le suman proyectos futuros en Australia y Argentina, los cuales aumentarían la producción del mineral en 65 mil toneladas de carbonato de litio.

Este gran aumento en la obtención de este mineral no metálico ha afectado la cotización en bolsa de las empresas del sector, ya que los valores de litio que están cercanos a los US$12 mil la tonelada, van a sufrir un impacto. El miércoles las acciones de SQM bajaron 5,13% y ayer lo hicieron 1,46% por el acuerdo firmado.

JP Morgan lo ve de manera positiva, ya que podría convertir a la minera no metálica en un “jugador competitivo” para posicionarse en este mercado los próximos 10 años.