El organismo de control financiero del Reino Unido emitió una severa advertencia para los inversionistas de criptomonedas: “estén preparados para perderlo todo”.

Una fuerte liquidación en Bitcoin está alimentando la preocupación de que la burbuja de las criptomonedas pueda estar a punto de estallar. Bitcoin se deslizó hasta un 21% durante el domingo y el lunes en la mayor caída de dos días desde marzo. Si bien el token digital recuperó algunas de las pérdidas durante la sesión europea, todavía estaba abajo durante el día.

“Está por determinarse si este es el comienzo de una corrección mayor, pero ahora hemos visto esta parábola romperse, por lo que podría ser”, dijo Vijay Ayyar, jefe de desarrollo comercial del intercambio de cifrado Luno en Singapur.

Bitcoin se ha más que cuadriplicado en el último año, evocando recuerdos de la manía de 2017 que hizo de las criptomonedas un nombre familiar antes de que los precios colapsaran con la misma rapidez. Los precios casi alcanzaron los 42.000 dólares el 8 de enero con los comerciantes minoristas y los inversores de Wall Street clamando por una parte de la acción.

Bitcoin se deslizó un 12,4% a US$33,342.26 a las 8:29 am en Nueva York.

“Es hora de sacar algo de dinero de la mesa”, señaló Scott Minerd, director de inversiones de Guggenheim Investments, en un tweet. “El aumento parabólico de Bitcoin es insostenible en el corto plazo”.

A fines de diciembre, Minerd predijo que Bitcoin eventualmente podría alcanzar los US$400,000 . Los verdaderos creyentes en Bitcoin argumentan que el repunte esta vez es diferente de los ciclos anteriores de auge y caída porque el activo ha madurado con la entrada de inversores institucionales y se ve cada vez más como una cobertura legítima contra la debilidad del dólar y el riesgo de inflación.

A otros les preocupa que el repunte no esté atado a la razón y alimentado por vastas franjas de estímulo fiscal y monetario, y es poco probable que Bitcoin sirva como una alternativa monetaria viable.

Con tantos inversores que desean enriquecerse con Bitcoin, el activo está llamando la atención de los reguladores. El lunes, el organismo de control financiero del Reino Unido emitió una severa advertencia para los consumidores que buscan beneficiarse de las criptomonedas: “estén preparados para perderlo todo”.

“Invertir en criptoactivos, o inversiones y préstamos vinculados a ellos, generalmente implica asumir riesgos muy altos con el dinero de los inversores”, expuso la Autoridad de Conducta Financiera en un comunicado.

Las preocupaciones de la FCA incluyen la volatilidad de los precios, la complejidad de los productos ofrecidos y la falta de regulación de protección al consumidor en muchos de los productos.

Fuente: Emol.com