Continúan las decepciones sobre las altas expectativas económicas. Esto porque el rendimiento económico nacional no se impondrá a importantes mercados emergentes como Hungría, Polonia y Malasia, que también intentan conseguir ubicarse dentro de las economías desarrolladas.

Las expectativas respecto al comportamiento económico estuvieron altas. Se proyectó un crecimiento entre el 3% y 3,5%, que pretendía llegar a liderar el crecimiento de América Latina.

Las esperanzas no duraron mucho, luego que el Banco Central entregó los resultados de su última encuesta donde se observó un 2,9% de crecimiento. Porcentaje que ubica a Chile por debajo del 3,3% que calcula el Fondo Monetario Internacional y Bloomberg para el crecimiento mundial. Lo bueno, fue que sí sobrepasó el 1,7% promediado para América Latina y del 2,2% de Sudamérica -sin incluir Venezuela-.

Por esta razón, si se enfoca la comparación en todos los países del continente, los líderes son República Dominicana y Panamá, con avances de 5,5% y 5,0%. Por otro lado, Chile sigue ubicándose atrás en la tabla, si se consideran sólo a las naciones de Sudamérica, donde se encuentra en el quinto lugar.