Seleccionar página

Pese a que el entorno económico global es menos favorable, muestra optimismo en Chile por su repunte.

Un análisis sobre el escenario económico mundial y de las principales economías de la región entregó ayer el economista jefe de Itaú Unibanco, Mario Mesquita, de visita en el país en un encuentro organizado por Itaú Chile.

Para Chile, observó un desempeño económico muy positivo en 2018, que espera se mantenga este y el próximo año, acercándose al PIB potencial, en torno al 3,5%, “que de todas formas es un repunte tras un período de crecimiento débil”.

En esta línea, el economista estimó además que las reformas en curso, como la de pensiones y tributaria, no perjudicarían los activos nacionales, dado los fundamentos sólidos de la economía nacional. “Somos optimistas y estamos confiados en la forma en que la economía ha ido evolucionando”, subrayó.

El experto planteó que el entorno económico global es menos favorable, con una expansión estimada en 3,5% -levemente inferior al 3,8% de 2018- debido principalmente a las altas tasas de interés de Estados Unidos y al curso que tomen las negociaciones comerciales entre el país del norte y China.

Al respecto, detalló que recientemente realizaron el ejercicio de evaluar el potencial impacto que tendría la agudización de la guerra comercial y una ralentización del gigante asiático, resultando la región andina –Chile, Perú y Colombia– con impactos negativos importantes, al igual que Brasil.

A pesar de ello, señaló que en Itaú tienen una visión optimista de las negociaciones que se llevan adelante, como también de que EE.UU. y China logren acuerdos importantes.

 

Reformas en Brasil

En el ámbito regional, Mesquita destacó que Brasil comenzaría a acelerarse este año, con mejorías en los índices de crecimiento –pasando del 1,3% de 2018 a 2,5% y 3,0% en 2019 y 2020, respectivamente-, descendiendo levemente el desempleo (cayendo de 12,0% en 2018 a 11,6% este año) y manteniendo estable la inflación.

A su juicio, los principales desafíos del gobierno de Jair Bolsonaro no provendrían del frente externo, sino de las reformas económicas que sea capaz de llevar adelante, siendo la apertura económica y la reducción del gasto fiscal los principales retos.

“La reforma de pensiones es la principal reforma y primera prioridad del gobierno. El ministro de Hacienda, Paulo Guedes, así lo señaló recientemente, y creemos que es correcta esa visión. Sin embargo, la reforma de pensiones no es lo único y suficiente para lograr el ajuste fiscal. Es el primer paso y una condición necesaria, pero si no se logra, el escenario se puede deteriorar muchísimo”, advirtió el economista jefe del principal banco privado de Latinoamérica. Asimismo, resaltó que la economía brasileña está en un momento crítico: “Hay mucho en juego”, dijo.

Respecto de los riesgos de la región, Mesquita indicó que en Argentina el peso podría nuevamente sufrir volatilidad en la medida que se aproximan las elecciones del próximo año.