A contar de este mes se autorizaría el ingreso de frutas nacionales al puerto principal del país asiático.

Luego de seis años de negociaciones por parte de los equipos técnicos de la Dirección General de Relaciones Económicas Internacionales (Direcon) perteneciente a Cancillería, y del Servicio Agrícola y Ganadero del Ministerio de Agricultura, las autoridades de Indonesia informaron que a contar de este mes, se autorizaría el ingreso de frutas nacionales (uvas, manzanas, arándanos, cerezas, kiwis y peras) a Yakarta, el principal puerto de ese país.

La apertura de este puerto permitiría disminuir los costos de traslado y aumentar la competitividad para los exportadores nacionales, informó la Direcon y ProChile.

Actualmente, apenas nueve países en el mundo gozan de este privilegio y en Latinoamérica solo Argentina.

El trabajo técnico para la habilitación se hizo durante seis años e incluyó presentación de antecedentes, visitas del Servicio Agrícola Ganadero, encuentros de alto nivel, e inspecciones del Servicio de Cuarentena de Indonesia (IAQA). Gracias a ese trabajo, el Ministerio de Agricultura de ese país, reconoció por tres años el sistema de inocuidad de la fruta chilena.

Acuerdo Económico Comprehensivo entre Chile e Indonesia

Para estrechar las relaciones comerciales, Chile e Indonesia firmaron el año pasado un Acuerdo Económico Comprehensivo (CEPA por sus siglas en inglés).

“Indonesia es el país más grande de ASEAN con casi 260 millones de habitantes y Chile, como un país abierto al mundo, tiene un enorme potencial para ser un puente entre América Latina y Asia Pacífico”, dijo el director general de Direcon, Rodrigo Yáñez, y agregó que “una vez entre en vigencia el acuerdo negociado, Chile se transformará en el primer país sudamericano con el que Indonesia firma un acuerdo comercial”.

Actualmente, el CEPA entre ambos países se está tramitando en el Congreso.

En 2017, las exportaciones chilenas a Indonesia sumaron US$100 millones, un 58% más que el 2016. Las importaciones alcanzaron US$210 millones, 28% más que el año 2016.