Durante las tres primeras etapas en el desarrollo de esta tecnología Ford usó el modelo Fusion. En esta cuarta etapa decidieron cambiarlo por el Escape Hybrid dado que ofrece un notorio ahorro en el consumo de combustible.

La carrera desatada en la industria automotriz por la electrificación de los futuros modelos parece haber relegado a un segundo plano los proyectos para desarrollar vehículos autónomos. No obstante, los fabricantes siguen avanzando en esta materia y así lo demostró Ford al presentar su cuarta generación de coches autónomos.

Lo primero que llamó la atención fue que la marca estadounidense decidió cambiar el modelo que era usado para desarrollar su tecnología de autoconducción. Si en las tres primeras etapas se utilizó el Ford Fusion para los ensayos, ahora el modelo a usar será el Ford Escape (Kuga) el que incorpora tecnología híbrida.

Desarrollado junto a Argo AI, el programa de vehículos autónomos del fabricante estadounidense busca ahora recopilar la mayor información posible en las pruebas programadas para los próximos años a fin de llevar esa experiencia a un futuro servicio de transporte de pasajeros con coches que no requieren de un conductor humano.

Para ello, indicaron durante la presentación, el nuevo modelo se ha equipado con lo último en tecnología en este campo, lo que permitirá finalmente refinar su comportamiento autónomo.

Según se indicó, la tecnología que más llama la atención en esta cuarta generación de coches autónomos de Ford es que usa la última versión del sistema LiDAR, que ostenta de sensores más capaces y cámaras con una mayor resolución.

Una de las razones para cambiarse al modelo Escape Hybrid, indicaron, fue que este modelo permite que su sistema eléctrico alimente todos los componentes del sistema autónomo, con lo que se reduce considerablemente el gasto de combustible.

Además se perfeccionaron los sistemas de limpieza de los sensores y las cámaras, puesto que cualquier tipo de suciedad puede entorpecer su funcionamiento y rebajar su fiabilidad.

Ford ha confirmado que su cuarta generación de coches autónomos se irá incorporando paulatinamente a sus test en ciudades como Miami, Washington D.C., Detroit o Pittsburg, entre otras.

Fuente: Emol.com