La medida acelera el trabajo de las instituciones públicas en la digitalización de sus procesos internos y en la entrega de sus servicios.

Para simplificar y digitalizar los trámites para los ciudadanos, eliminando filas y tiempos de espera, además de ahorrar importantes sumas de dinero, disminuyendo el costo tanto para el Estado como para los usuarios, el viernes pasado el Presidente Sebastián Piñera presentó el Instructivo de Transformación Digital, informó el Gobierno.

En 2018, los chilenos realizaron 32.163.009 trámites de forma presencial, destinando en promedio 2,2 horas a cada trámite, lo que se traduce en un costo para el país de $215.679 millones de pesos, considerando el tiempo remunerado que los ciudadanos perdieron en traslados, esperas y atención para realizar un trámite, más los costos de traslado (micro, metro o bus). Aunque el 87,4% de los hogares chilenos tiene acceso a Internet, sólo un 30% de las personas hace trámites digitales con el Estado.

El instructivo establece plazos para que las instituciones del Estado lo implementen mediante tres políticas específicas:

Cero Filas: que está orientada a simplificar y transformar digitalmente los trámites públicos, eliminando aquellos trámites innecesarios y evitando que el Estado solicite información que ya posee, a través de la interoperabilidad de sus instituciones.

Cero Papel: consiste en digitalizar los procesos internos de las instituciones del Estado, para hacerlos más eficientes y eliminar de forma gradual el uso de papel.

Identidad Digital: que busca mejorar la calidad de atención en los trámites en línea del Estado, eliminando la necesidad de tener distintas claves para hacer un trámite, utilizando un solo sistema de identificación para todas las instituciones: la ClaveÚnica, que es entregada por el Servicio de Registro Civil, como único medio de identificación digital en el Estado.