La cooperación del sector en el debate sobre las obras que contempla el programa es relevante para impulsar la realización de los proyectos.

En el marco del encuentro Enade 2018, durante el simposio de Infraestructura y Desarrollo, se entregó un repaso del plan de inversiones ya anunciado que liderará el Ministerio de Obras Públicas (MOP) en los próximos cinco años. En el evento, se dio una mirada respecto a las prioridades, políticas y la cooperación público-privada frente a la inversión en infraestructura.

El plan de concesiones figura como un elemento central. El programa contempla la inversión de US$ 14.600 millones en obras de infraestructura con un promedio a licitar de US$ 2.400 millones al año, más del doble de lo que ha sido el promedio histórico a lo largo de esta década.

Las obras que ya están en marcha, en distintas etapas de ejecución, consideran una inversión de US$ 5.400 millones, entre las cuales está la ampliación del aeropuerto Arturo Merino Benítez, Américo Vespucio Oriente (AVO 1), AVO 2 en proceso de ingeniería y otras obras más.

Próximas obras

En lo que resta de este año y el primer semestre del próximo año ya tienen una licitación hecha que es la ruta G-21 a Farellones, cuyos sobres se abrieron el viernes 23 de noviembre, hubo dos proponentes y ya están en proceso de contra adjudicación.

Las obras del programa que están próximas a licitarse son más. Entre ellas, el tramo Los Vilos-La Serena de la ruta 5 Norte, con una inversión que supera los US$ 500 millones, cuya recepción de sobres es a fines de noviembre y apertura a fines de diciembre.

En cuanto a terminales aéreos, está el aeropuerto de Chacalluta para diciembre, la licitación del aeropuerto de Balmaceda y la relicitación del aeropuerto de Punta Arenas el segundo trimestre de 2019; y, se suma el aeropuerto La Florida de La Serena a mediados de 2019.

Adicionalmente, la Carretera de la Fruta para el primer trimestre de 2019, tres hospitales del Maule para el primer trimestre del próximo año y el tramo Talca-Chillán de la ruta 5 Sur, que se va a re-licitar el segundo trimestre de 2019. La inversión comprometida en el conjunto de estas obras es de US$ 2.284 millones.

 Además de las dificultades presupuestarias que debe enfrentar el plan de inversiones en obras públicas, se suman procedimientos como la evaluación económico social del Ministerio de Desarrollo Social, el Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental, Monumentos Nacionales si es que hay hallazgos arqueológicos, el paso por Contraloría, entre otros.

En ese sentido, se hizo un llamado al sector para que participe en estos debates y ayude a impulsar los proyectos antes de caer en sobre costos.