Las áreas comunes se han convertido en una extensión de la vivienda, ampliando nuestras alternativas de recreación y esparcimiento. Y en verano, cobran aún más importancia, cuando la vida se traslada a las terrazas y al aire libre. ¿Cuál es la tendencia hoy?

Santiago, Enero 2020.- Los cambios en la forma de vivir y de habitar los espacios, han generado una evolución en el mercado de los departamentos y cómo se diseñan este tipo de proyectos. El equipamiento y los espacios comunes se han transformado en una extensión de la vivienda y en un valor agregado especialmente en verano, cuando el calor y las vacaciones invitan a todos los miembros de la familia a hacer más vida social y disfrutar los espacios abiertos, como terrazas, piscinas y áreas verdes.

“A la hora de elegir una propiedad, las personas se fijan mucho estos espacios exteriores que mejoran su calidad de vida en la época estival, como es jugar en el jardín con los niños, refrescarse en una piscina o invitar a los amigos a un asado, sin tener que pagar otro lugar o salir del edificio o condominio. El cliente actual está demandando tener todas estas opciones en su comunidad”, sostiene Loreto Malig, subgerente comercial de Inmobiliaria Urbes.

La ejecutiva también explica que estos espacios se van definiendo de acuerdo con el público que habitará el proyecto. “En el caso de los edificios para un segmento familiar, integramos piscinas con terrazas y quinchos en el primer piso, principalmente para brindar más espacio y seguridad para compartir, disfrutando de áreas verdes y juegos infantiles. En los proyectos donde predominan los departamentos de un dormitorio, para un segmento más joven, la tendencia son las terrazas y piscinas rooftop”.