La charla Oferta de Valor y Pitch fue dictada en el Centro de Desarrollo de Negocios Santiago, en una sesión teórico práctica.

Los Centros de Desarrollo de Negocios llevan más de tres años impartiendo asesorías a emprendedores, micro y pequeñas empresas sin costo para los beneficiarios. Entre ellos, el Centro Santiago presentó recientemente la charla Oferta de valor y Pitch con el relator Harry Abrahams, en una sesión teórico-práctica que convocó a un variado grupo de interesados.

No existe una receta del éxito, precisó Abrahams, aconsejando a los asistentes a considerar aquello que les hace sentido y bajo esa perspectiva reconstruir su discurso. Se trata de una disertación sobre una idea, proyecto o negocio, como carta de presentación, que cada emprendedor debe ensayar, perfeccionar y defender a la hora de buscar financiamiento o vender.

El concepto viene del béisbol, donde el lanzamiento (Pitch, en inglés) de la pelota es, en sentido figurado, la presentación de la idea al objetivo. Cuando se habla de Elevator Pitch, se hace referencia a los escasos segundos –como el tiempo que se tiene para conversar en un ascensor– para captar la atención del receptor y darle a conocer la idea de negocio.

 

 

El planteamiento de esta modalidad de discurso es el requerido a la hora de postular a fondos concursables, incubadoras o aceleradoras; de ahí la relevancia a la hora de transmitir este formato que es considerado un instrumento indispensable.

En concreto, el Pitch se ciñe a la estructura de argumentación problema-solución. Para Abrahams, la recomendación es articular la propuesta con un tangible (prototipo armado). En primer lugar, señalar el problema, que podría ser una insatisfacción, necesidad, preocupación o dolor para llamar la atención. Y luego, se plantea la solución, que explica cómo el proyecto o negocio resuelve lo anterior y entrega valor agregado. Resulta útil, además, complementar la presentación con cifras.

Con todo, el trabajo para los asistentes fue realizar un Pitch en un minuto como máximo. Los voluntarios presentaron su idea de negocio y recibieron comentarios para mejorar su discurso. Gracias, debía ser la respuesta del expositor al recibir las observaciones. Lo anterior, debido a que el relator transmitió la visión a complaint is a gift (una queja es un regalo), para que todo reclamo fuera visto como una oportunidad de hacerlo mejor, en vez de cerrarse a la posibilidad de perder al cliente.

Oferta de valor y Pitch es una de muchas charlas que se presentan en los distintos Centros de Desarrollo de Negocios a lo largo de Chile. Una oportunidad para que emprendedores, micro y pequeñas empresas reciban asesoría y fortalezcan sus proyectos.