REVISTA DIGITAL

Dormir bien es parte de la tríada perfecta para la salud. Permite la recuperación de músculos, ayuda al cerebro y permite que todo funcione de la mejor forma posible.

Pero en el mundo de hoy, con pandemia, estrés, trabajos y estudios, dormir puede ser todo un desafío para quienes sufren de insomnio o ansiedad. 

La recomendación habitual de los expertos es tener una buena higiene del sueño, esto significa evitar el alcohol, tabaco o comida abundantes antes de dormir, no abusar de las siestas, no tomar mucho líquido antes de dormir y tener un espacio tranquilo y ordenado.

Pero si todo lo anterior falla, se puede recurrir a remedios naturales y caseros, respaldados por las personas de ciencia. 

Según la académica de la Escuela de Química y Farmacia de la U. Andrés Bello, Maite Rodríguez, esto se debe a que “algunos compuestos que están presentes en sus extractos actúan de forma similar a como lo hacen sustancias endógenas en el organismo, provocando sedación”.

REVISTA DIGITAL

¿Cómo lograrlo?

“Algunas preparaciones caseras de origen natural que nos relajan son las infusiones o decocciones de plantas como melisa o toronjil de menta, valeriana, hierba luisa o hierba de limón, manzanilla y pasiflora”, explicó Maite Rodríguez.

Otro remedio casero que podría ayudar a la relajación se consigue luego de hervir cáscaras de naranja o mandarina.

La académica explicó que esto se podría lograr si se ponen a hervir uno o dos gramos de cualquier planta comestible en 200 ml de agua. “Luego se puede tomar este infuso de 1 a 3 veces al día, siempre teniendo en cuenta que cualquier efecto negativo o desagradable debe suspender el consumo y si lo requiere acudir a un especialista”, agregó la experta.

Para los que deseen usarlos como tratamiento natural para el insomnio, se recomienda consumir una taza media hora antes de la hora en que se vaya a dormir. 

Los resguardos

A pesar de ser productos naturales, no están libres de contraindicaciones. 

“Es preciso recordar que más de 4 tazas al día, puede traer efectos nocivos para la salud. Generalmente, las infusiones de estas plantas no se deben consumir en niños menores de 4 años, ni en pacientes que estén tomando tratamientos con antidepresivos o sedantes e hipnóticos”, comenta.

Fuente: https://www.meganoticias.cl/calidad-de-vida

REVISTA DIGITAL