NOTICIA DIARIA-REVISTA DIGITAL

Tenía que suceder. La industria de la moda es la segunda más contaminante del mundo, solo por detrás del petróleo, por lo que, antes o después, las firmas y los diseñadores se darían cuenta de la importancia de hacer sus producciones más sostenibles. Lo que en 2021 es, al fin, tendencia, lleva décadas gestándose. Ya en 1987, la ONU publicó el informe Brundtland -originariamente llamado Nuestro Futuro Común-en el que establecían los principios de un desarrollo sostenible. Se llamaba a empresarios, políticos e investigadores a trabajar de forma conjunta para lograr un desarrollo duradero, un concepto que “no sólo implica crecimiento. Requiere un cambio en el contenido del crecimiento de manera que sea menos su consumo de materiales y de energía y sean más equitativos sus efectos”, escribían.

“Los niveles de vida que trascienden el mínimo básico son duraderos, si los niveles de consumo tienen en cuenta en todas partes la durabilidad a largo plazo. Pero muchos de nosotros vivimos por encima de los medios ecológicamente aceptables“, mencionaba también dicho documento. Y aunque existen firmas que desde sus inicios apostaron por una producción responsable -veáse Ecoalf, que acaba de presentar una nueva colección de básicos diseñados junto a la modelo Blanca Padilla-, este importante mensaje ha tardado más de tres décadas en calar en el consumidor medio que, ahora sí, comienza a preocuparse por el origen y el impacto que sus compras de moda y belleza tienen en el planeta. Un movimiento al que no han dudado en sumarse marcas de todo el mundo con nuevos proyectos como los que siguen.

– Sostenibles, artesanales y muy cómodos: 8 zapatos que representan lo mejor del ‘made in Spain’

uniqlo-jeans-eco

Tecnología de vanguardia para crear vaqueros eco-sostenibles

Los vaqueros son la prenda más contaminante de toda la industria: producir un solo par requiere 7.500 litros de agua, la misma cantidad que una persona bebe de media en 7 años. De ahí que haya sido la primera sección en la que han comenzado a trabajar las firmas dentro de sus nuevas políticas de sostenibilidad. Es el caso de Uniqlo, que en su nueva colección ha incluido la línea Blue Cycle Jeans que, gracias a la tecnología más puntera, reduce el gasto de agua, así como el trabajo manual de desteñido y desgastado.

En estos diseños, el proceso se realiza, en vez de con piedras pomez como es habitual, con “piedras ecológicas de larga duración, resistentes y capaces de no desprender polvo, garantizando el mismo aspecto desgastado, pero reduciendo drásticamente el número de lavados necesarios”. Además, la marca japonesa ha comenzado a utilizar lavadoras de ozono, que requieren menos agua. “Estas dos tecnologías avanzadas han reducido la cantidad de agua necesaria en el proceso de acabado de los vaqueros hasta en un 99%“, explican desde la firma.

mango-eco

Ahorrar 30 millones de litros de agua en una sola colección

También el denim ha sido el foco de Mango en su nueva colección, en la que ha incorporado nuevas tecnologías para reducir el consumo de agua, energía y químicos. “Menor impacto, un mundo mejor”, reza la preciosa campaña fotografiada con el Mar Mediterráneo de fondo en la que explican los beneficios del eco-wash o lavado ecológico que han utilizado en sus últimos pantalones, cazadoras, camisas y vestidos de tejido vaquero. Además de ese proceso de desgastado y tinte más sostenible, se incorpora el láser para dar el acabado de cada diseño con calor en vez de con agua y químicos. ¿El resultado? 30 millones de agua ahorrados con una sola colección.

mayoral-eco

Desde peques

La educación es fundamental para que la importancia de la sostenibilidad cale en la sociedad, con lo que inciativas como la de Mayoral son de lo más necesarias. La firma de moda, que este año celebra nada más y nada menos que su 80 aniversario, ha decidido celebrarlo con un deseo: que todos cuidemos del planeta. Para poner su granito de arena, han creado #ecofriends, un proyecto con distintas acciones hacia un futuro más sostenible. Así, entre otras medidas, este año comenzarán a utilizar fibras celulósicas certificadas ecológicamente responsables (viscosa y lyocell), algodón orgánico, algodón de producción sostenible y fibras recicladas, y siguen apostando por la reducción del plástico en su etiquetado y packaging en pro del papel reciclado. “El objetivo es impulsar un
cambio positivo, reducir el impacto en el planeta y contribuir a que los niños hereden un mundo mejor”, explica la conocida casa de moda infantil.

patagonia

100 millones de dólares en subvenciones

Hay firmas que, como la mencionada Ecoalf, desde sus inicios han apostado por utilizar materiales reciclados. Otras deciden recurrir a estrategias diferentes que igualmente apoyen la sostenibilidad, por ejemplo, animar a la reparación de prendas -en vez de tirarlas a la basura- para alargar su vida y reducir el consumo, o donar parte de los beneficios de las ventas a proyectos medioambientales. Ambas iniciativas se encuentran entre los distintos proyectos que la californiana Patagonia ha llevado a cabo en sus casi 50 años de recorrido y que ya superan los más de 100 millones de dólares en subvenciones y donaciones a grupos que luchan por la defensa del medio ambiente.

NOTICIA DIARIA-REVISTA DIGITAL

cayena-moda-sostenible

Tejidos de plátano, eucalipto, bambú, soja, leche…

La investigación y la tecnología son, sin duda, dos de las mejores bazas con las que cuenta la moda para desarrollar formas de confeccionar ropa más sostenibles. Además de los nuevos procesos para reducir el agua que se requiere en la producción, conseguir tejidos reciclados o creados a partir de elementos naturales y biodegradables es la otra gran vía por la que apuestan firmas como Cayena, creada el pasado septiembre por Paula Palomino. Su ropa y sus bañadores se confeccionan con tejidos derivados de materiales orgánicos como plátano, eucalipto, bambú, soja o leche, así como a partir de redes de pesca y botellas de plástico recicladas.

Pero la filosofía de una firma sostenible puede (y debe) ir todavía más allá y apostar por una pieza angular: apoyar el consumo responsable y evitar la sobreproducción. “Creemos en la filosofía de producir solo lo que se necesita, contribuyendo a sembrar la semilla de la sostenibilidad en la industria de la moda. Por ello, seguimos un modelo en el que nuestras clientas reservan sus prendas”, explica la diseñadora a FASHION.

midnight-cosmetics-eco

También la belleza será sostenible (o no será)

Por supuesto, igual que la moda, la industria de la belleza se ha rendido a la mentalidad que ya comienza a asentarse en el consumidor. De hecho, muchas marcas de cosmética se interesaron en adecuar sus packagings e ingredientes a los valores medioambientales hace años, antes de que la sociedad de consumo empezara a replantearse su impacto en el planeta. El movimiento continúa y así surgen firmas como Midnight 00:00, creada por Nina Urgell, cuyos productos veganos contienen un 90% de ingredientes naturales, se producen en España y apuestan por el “menos es más” llevado a la belleza. Es decir, tener en tu neceser “pocos productos, pero más versátiles, saludables e increíblemente eficaces”, explica la creadora de esta marca que cuenta con un estudio en Barcelona en el que se pueden rellenar sus envases, otra iniciativa eco que cada vez incorporan más empresas de belleza.

NOTICIA DIARIA-REVISTA DIGITAL