NOTICIA DIARIA – REVISTA DIGITAL

El frenado automático de emergencia y otros sistemas de asistencia a la conducción no son compatibles con la caja de cambios manual, tecnología que pronto desaparecerá de los nuevos modelos para formar parte de museos de la automoción.

Hace unas semanas Aston Martin anunció que las transmisiones manuales desaparecerían de sus futuros modelos, siendo el Vantage su último ejemplar con esta tecnología. El anuncio del fabricante británico solo vino a confirmar algo que a la luz de los avances parece inevitable.

En ese contexto, un estudio presentado por Automotive News de Canadá planteó que las nuevas tecnologías de seguridad desarrolladas por la industria automotriz han acelerado la extinción de los cambios manuales, los que básicamente son incompatibles con sistemas como el frenado automático de emergencia (AEB por sus siglas en inglés).

Este escenario no es desconocido y desde hace años se viene planteando el final de la caja de cambios manual pese a la resistencia de los conductores más tradicionales, quienes abogan por mantener este sistema en una época donde todo se ha digitalizado.

Con la proliferación de vehículos eléctricos, así como la presencia cada vez mayor de tecnología de conducción autónoma, los automóviles que vienen equipados con una caja de cambios manual representan un pequeño porcentaje de las ventas mundiales.

NOTICIA DIARIA – REVISTA DIGITAL

De hecho, se estima que esa cifra continuará a la baja y que en poco tiempo más los cambios manuales serán solo parte de los vehículos de museos, especialmente cuando los sistemas de seguridad AEB sean obligatorios en los distintos mercados.

Por ejemplo, indica la publicación, Subaru Canada no ofrece su suite de seguridad Eyesight en automóviles con transmisión manual. Según la compañía, esto se debe a que sus vehículos manuales no tienen un freno de estacionamiento electrónico necesario para evitar el deslizamiento después de la activación del AEB.

Si bien la implementación es técnicamente posible, Subaru cita razones económicas para no hacerlo, algo muy parecido a lo argumentado por Aston Martin para eliminar la transmisión manual, más aún cuando la gran mayoría de sus clientes prefieren el cambio automático.

“Hicimos algunas evaluaciones sobre (el modelo manual), y llegamos a la conclusión de que ya no se necesita (…) Tienes que mantenerlo con las nuevas regulaciones de emisiones, año tras año al ser un tren motriz a medida. No tiene sentido”, dijo al respecto Tobias Moers. director ejecutivo de Aston Martin.

Por su parte, Mazda Canadá informó que en 2016, el 19,2% de los automóviles vendidos estaban equipados con cajas de cambios manuales, pero en 2020, esa cifra se había reducido a sólo el 6,4%.

Así las cosas, no es difícil ver que los cambios manuales viven sus últimos momentos de vida, al menos en los autos más convencionales, ya que Subaru Canadá dijo que estos siguen siendo los preferidos en algunos modelos deportivos como el WRX / STI y el BRZ donde su demanda aumentó entre 2016 y 2020.

Pese a ello, el portavoz de Subaru, Anton Pawczuk, dijo que la compañía tendría que evaluar su uso si las regulaciones cambian y se establecen como obligatorios los sistemas AEB.

Otro factor que contribuirá a la muerte de esta tecnología es el rápido avance hacia la electromovilidad. Un auto cero emisiones con transmisión manual tiene poco sentido, tal como ocurre con los vehículos híbridos.

Esto se vuelve especialmente evidente con las estadísticas recientes de IHS Markit y ZF Group que muestran que el mercado global de transmisiones manuales se ha reducido al 17,1%, y solo al 1,2% para América del Norte.

El informe continúa diciendo que IHS descubrió que las ventas de vehículos eléctricos eclipsaron las de los autos con palanca de cambios en los Estados Unidos el año pasado.

Fuente: Emol.com

NOTICIA DIARIA – REVISTA DIGITAL