Si hasta ahora el teletrabajo era una tendencia a la alza, el confinamiento que hemos tenido que enfrentar debido a la crisis sanitaria del coronavirus ha impulsado de forma increíble las plataformas que permiten un buen trabajo en equipo. Entre ellas destaca Microsoft Teams, que ha logrado superar el hito de los 75 millones de usuarios activos diarios, pero ahora Amazon se alía con Slack con el fin de crear una fuerza conjunta que sea capaz de plantar cara a sus competidores. 

Amazon se alía con Slack para mejorar la interoperabilidad de sus funciones 

El acuerdo bajo el que Amazon se alía con Slack incluye varios puntos interesantes. En primer lugar, Amazon se ha comprometido a que un porcentaje no revelado de sus 840.000 empleados utilicen Slack como herramienta de comunicación interna, lo que dará un gran impulso a esta herramienta, ya que hasta ahora IBM era su mayor cliente con alrededor de 350.000 empleados utilizando su plataforma. 

Si bien Slack ha utilizado Amazon Web Services (AWS) durante mucho tiempo para potenciar partes de su aplicación de chat, ahora se compromete a utilizar los servicios de la nube de Amazon de forma predeterminada como parte de su almacenamiento, para procesar y guardar datos, análisis, aprendizaje automático, seguridad y futuras funciones de colaboración. 

Esto reduce mucho las posibilidades de que veamos a Slack recurrir a otros servicios en la nube, como Azure de Microsoft o Google Cloud. 

Pronto llegarán las videoconferencias a Slack de la mano de Amazon Chime 

Por otor lado, Slack utilizará la plataforma de comunicaciones Amazon Chime, como soporte para sus funciones de llamadas de voz y vídeo, uno de los puntos débiles de Slack en comparación a los equipos de Microsoft, y que tras este acuerdo, promete mejorar mucho en un futuro no muy lejano. 

De hecho, la integración de Slack con Chime ya ha comenzado, y con ello la plataforma de comunicación empresarial comenzará a añadir nuevas características. De acuerdo con declaraciones de Brad Armstrong, vicepresidente de desarrollo empresarial y corporativo de Slack, “por ahora, solo estamos enfocados en apuntalar el back end. Como Chime tiene funciones adicionales, buscamos que la experiencia móvil incluya vídeo, una función que por ahora no está disponible en Slack, y también buscaremos añadir transcripciones”. 

Esta integración servirá para reforzar áreas de sus servicios y potenciar los puntos débiles que podrían tener de forma individual, y crear una herramienta mucho más potente que sea capaz de competir contra Microsoft Teams. Una rivalidad que ha salido a la luz durante las últimas semanas, cuando Stewart Butterfield, CEO de Slack, aseguró en una entrevista que Microsoft “está demasiado preocupado por matar” a Slack. 

Y es que mientras los ingresos de Zoom se han disparado hasta un 169% a medida que las personas acuden a su servicio de videollamadas en medio de la pandemia,  Slack logró un récord de 12.000 nuevos clientes de pago entre febrero y abril de 2020, mientras más de 90.000 organizaciones se unen a su plataforma, ya sea con planes de suscripción o gratuitos.