El país andino se ha consolidado como el mayor reservorio de Litio en el mundo, mientras que su explotación se encuentra en una fase inicial.

Ayer el gobierno boliviano confirmó 21 millones de toneladas de litio certificadas por la consultora estadounidense SRK. La cifra, duplica la anterior estimación oficial de reserva boliviana de este metal que alcanzaba 10 millones de toneladas.

“Se calcula una reserva geológica de 21 millones de toneladas de ión litio. (Con ese dato), Bolivia se consolida más todavía” como el mayor reservorio a nivel global, señaló el viceministro de Altas Tecnologías Energéticas, Luis Alberto Echazú.

Estas reservas se encuentran ubicadas principalmente en los salares de Uyuni, Coipasa y Pastos Grandes.

Según consignó Biobío Chile, Bolivia se encuentra en una fase inicial de explotación del litio y últimamente ha establecido alianzas con empresas europeas y asiáticas para acceder a la tecnología necesaria para su extracción.

Con la nacionalización de la minería de Bolivia en 2006, el gobierno se ha pronunciado por un modelo de explotación del metal que respete la soberanía de su país.