Se potenciará la agricultura orgánica junto con la inclusión de pequeños y medianos productores a los mercados internacionales.

El primer reconocimiento mutuo de analogías y similitudes en las normativas de producción orgánica negociado entre países de América del Sur se materializó esta semana entre Chile y Brasil. El ministro de Agricultura, Antonio Walker, junto al director nacional del Servicio Agrícola y Ganadero (SAG), Horacio Bórquez, y el ministro de Agricultura, Ganadería y Abastecimiento de Brasil, Blairo Borges, suscribieron la firma de un memorándum de entendimiento para la apertura del mercado de alimentos y productos orgánicos entre ambos países, informó Publimetro.

Lo anterior, permitirá facilitar el comercio de este tipo de productos, promoviendo el intercambio de iniciativas y políticas que apunten al desarrollo de este tipo de producción. De esta forma, se destaca la importancia que tiene para ambos países la agricultura orgánica y el compromiso con el desarrollo de economías sostenibles, además de buscar potenciar las exportaciones y la agregación de valor de la producción agropecuaria chilena y brasileña.

“Chile es un país que ya tiene 15.000 hectáreas de producción orgánica, estamos exportando más de US$ 200 millones de alimentos orgánicos y este convenio nos abre las puertas del mercado brasilero, un mercado enorme para la producción orgánica chilena, así que estamos seguros de que, con esta firma, le vamos a dar un tremendo impulso a mucha gente que ha invertido mucho capital para producir alimentos orgánicos, vinos orgánicos, etcétera”, dijo el ministro Walker.

De acuerdo con lo publicado por Publimetro, si bien la certificación internacional implica asumir un costo elevado, este acuerdo permitirá estimular la inclusión de pequeños y medianos productores orgánicos en el mercado de exportación.