NOTICIA DIARIA – REVISTA DIGITAL

El gigante automotriz estadounidense ya trabaja en complejos industriales que se destinarán a la construcción de celdas de energía, pero estas no darán a basto si las ventas de los autos cero emisiones se incrementa. De ahí las nuevas inversiones.

El fabricante automotriz General Motors se ha tomado en serio la migración de la industria hacia la electromovilidad y en ese contexto tiene planeado anunciar la construcción en Estados Unidos de nuevas instalaciones que estarían destinadas al desarrollo y suministro de baterías para los futuros modelos cero emisiones.

Así lo indicó el presidente de la compañía, Mark Reuss, quien adelantó que la empresa hará un importante anuncio en esta materia a finales de esta semana, sin entregar mayores detalles.

El portavoz de General Motors, Jim Cain, no quiso comentar ayer lunes los dichos del alto ejecutivo pero recordó que GM declaró anteriormente que construiría más fábricas para agregar capacidad de baterías a medida que las ventas de vehículos eléctricos aumenten.

Anteriormente el gigante automotriz estadounidense se fijó como objetivo de dejar de vender vehículos de pasajeros con motores de combustión interna para 2035.

NOTICIA DIARIA – REVISTA DIGITAL

De concretarse el anuncio de Reuss, las nuevas instalaciones se sumarán a dos plantas de celdas de baterías que la compañía ya anunció en los últimos años y que tienen como objetivo dar soporte a los planes de la marca de lanzar una treintena de nuevos vehículos eléctricos a nivel mundial para 2025, con más de dos tercios vendidos en América del Norte.

GM y el socio de empresa conjunta LG Energy Solution ya han anunciado fábricas de celdas de batería en Lordstown, Ohio, cerca de Cleveland y Spring Hill, Tennessee.

La compañía está invirtiendo alrededor de 2.300 millones de dólares para construir cada una de las instalaciones.

En ese contexto, se indicó que se espera que Lordstown abra el próximo año y emplee a 1,100 trabajadores, mientras que Spring Hill abrirá en 2023 dando empleo a unas 1.300 personas.

Es probable que las nuevas plantas de baterías empleen un número similar de personas, pero Cain no quiso comentar las cifras.

Las dos plantas en construcción suministrarán de baterías a cinco fábricas donde GM planea fabricar vehículos eléctricos, pero no podrán producir lo suficiente para alimentar a todas las plantas si aumentan las ventas.

Las plantas de ensamblaje de vehículos eléctricos se encuentran en Detroit-Hamtramck, Michigan; Municipio de Orion, Michigan; Spring Hill, Tennessee; Ingersoll, Ontario; y Ramos Arizpe, México. Es probable que las nuevas plantas de baterías estén cerca de al menos algunas de las fábricas de ensamblaje.

Los vehículos eléctricos ahora representan menos del 2% de las ventas de vehículos nuevos en Estados Unidos, pero están aumentando rápidamente y se prevé que crezcan a medida que más fabricantes lancen modelos adicionales y el gobierno apoye su venta con créditos fiscales ampliados y otros incentivos para comprarlos.

Hace ya un tiempo el presidente Joe Biden propuso gastar miles de millones de dólares en incentivos para vehículos eléctricos y construir 500.000 estaciones de carga para 2030.

Fuente: Emol.com

NOTICIA DIARIA – REVISTA DIGITAL