El vehículo, considerado uno de los más imponentes del último tiempo, cuenta Jesko con fibra carbono brillante con copos de color púrpura.

El año pasado la empresa de super autos Koenigsegg presentó su radical modelo Jesko, coche que promete recorrer 133 metros por segundo, es decir, podrá cubrir una cancha de fútbol en solo un segundo y que es considerado uno de los más imponentes de los últimos años.

Al ser uno de los autos más rápidos del planeta, Koenigsegg también quiso hacerlo muy exclusivo y solo producirá 125 unidades a un valor cercano a los 3 millones de dólares.

Pese al elevado precio, la prensa internacional asegura que casi la totalidad de los vehículos ya están vendidos e incluso algunos clientes multimillonarios solicitaron personalizaciones para sus Jeskos.

Ese es el caso de un joven millonario en Estados Unidos que, según informó el medio Carscoops, pidió a la marca que su vehículo hiciera homenaje a Hidra de Lerna (Lernaean Hydra en inglés), un antiguo monstruo acuático de la mitología griega.

Con eso en mente, el fabricante decidió personalizar el Jesko con fibra carbono brillante con copos de color púrpura, técnica que nunca antes había utilizado en sus modelos.

En ese sentido, los detalles púrpuras también destacan en las pinzas de freno y las placas de extremo del alerón trasero.

En el interior, en tanto, la personalización muestra costuras moradas en los asientos y el techo interior. También hay un emblema exclusivo de Hydra en los reposacabezas y detalles morados en el volante.

Se desconoce cuánto costará este exclusivo Jesko, pero la prensa internacional estima que podría superar fácilmente los 4 millones de dólares y podría estar listo recién dentro de dos años.

Fuente: Emol.com